Dermolipectomia abdominal: Cirugía de abdomen

Aumento de mama, la cirugía estética más demandada
26/06/2016
Qué es una ptosis palpebral?
23/07/2016
Show all

La cirugía de abdomen (Dermolipectomia abdominal) está especialmente aconsejada para aquellas personas que han sufrido de un aumento de peso y posterior pérdida, mujeres con varios embarazos, luego de lo cual es normal que los músculos y la piel hayan perdido tonicidad y no se la haya podido recuperar. La dermolipectomía es un procedimiento que consiste básicamente en eliminar el exceso de piel y grasa en parte media y baja del abdomen y reforzar de este modo la tonicidad muscular. Esta cirugía también puede utilizarse en casos de personas mayores con cierto exceso de peso y que no pueden subsanarlo con dietas o ejercicios físicos. Los resultados son: un abdomen mas firme y plano y más cintura.

Procedimiento de la dermolipectomia

La cirugía Dermolipectomia tiene una duración aproximada de 2 a 5 horas, dependiendo de cada caso particular. Implica dos incisiones, la primera de ellas se realiza desde uno de los huesos de la cadera hasta el otro pasando por sobre el pubis, es decir, siguiendo la llamada línea de la bikini. La segunda se realiza a nivel del ombligo para separarlo de la pared abdominal, lo que no sucede en los casos de mini dermolipectomías, donde las incisiones son mucho más pequeñas y el ombligo no es separado de la pared abdominal.

Posteriormente el cirujano procede a despegar la pared abdominal llegando hasta la parte inferior de la última costilla, dejando los músculos rectos abdominales al descubierto, sobre los cuales se va a realizar una plicatura a fin de brindar mayor firmeza a la pared abdominal. La piel entonces es estirada hacia abajo y se elimina el excedente, realizándose un orificio para la recolocación del ombligo y por último se realizan las suturas.

Postoperatorio de la dermolipectomia

La recuperación lleva tiempo y se debe utilizar una faja especial después de la intervención. Las cicatrices del ombligo y el abdomen mejoran con el paso de los días, no obstante lo cual existen casos en los que se hace necesario efectuar una revisión de las cicatrices para lo cual basta la anestesia local. Las molestias e inflamación en los días siguientes a la operación se atenúan mediante la ingesta de medicación y los puntos de sutura externos son retirados entre 5 y 7 días después, en tanto que los internos recién a las 2 o 3 semanas. Dependiendo del estado físico del paciente la recuperación puede ser más lenta o más rápida, pudiendo, en el mejor de los casos, retornar a las actividades diarias luego de un par de semanas.

Fuente: cirugiaplastica.saludisima.com

Comments are closed.

Call Now Button
WhatsApp chat